El Futuro Centro Cultural Veragua

A finales de setiembre (2017), tuvo lugar la bendición de las obras de construcción de lo que será la nueva sede del Centro Cultural Veragua y el Club Yokó

home
Opus Dei - El Futuro Centro Cultural Veragua

A finales de setiembre (2017), tuvo lugar la bendición de las obras de construcción de lo que será la nueva sede del Centro Cultural Veragua y el Club Yokó, ubicado en el Distrito Curridabat, del Cantón de Montes de Oca, al este de la Provincia de San José.

Entre los muchos asistentes, estaban fieles de la Prelatura, Cooperadores, amigos y familiares. No faltaron tampoco antiguas residentes de Veragua y ex asociadas del Club Yokó, que durante muchos años funcionó como centro de complementación educativa para muchachas de colegio.

Fue una mañana calurosa y entrañable.

Ana Lucía Jiménez de Murillo dio la bienvenida y dirigió el sencillo acto presentando a los sucesivos ponentes; Marjorie Barzuna de Pinto se encargó de hacer una reseña de Veragua, desde sus inicios (en diciembre de 1960), hasta nuestros días, y de los planes para un futuro cercano. Hizo alusión a una frase célebre de San Josemaría: “soñad y os quedaréis cortos”, porque realmente, con la ayuda de Dios y de tantas personas que desinteresadamente ayudan -y otras que podrán ayudar-, se harán realidad los sueños de contribuir con un aporte positivo a la sociedad costarricense, a través de la formación humana, profesional, doctrinal y espiritual de muchas mujeres.

Ana María Alvarado de Naranjo explicó, mostrando planos y alzados, la distribución de la planta arquitectónica de la edificación, que es moderna, amplia, y que pretende atender todas las necesidades de un centro cultural dirigido a la mujer, que albergará, además, al club de niñas Yokó.

Monseñor Luis Baura de la Peña, Vicario del Opus Dei para Costa Rica, Nicaragua y Panamá, dirigió unas palabras al público presente y bendijo luego la construcción.

Agradeció a las personas que están involucradas en esta obra, refiriéndose a todas ellas: al grupo promotor que impulsa la construcción; a todos los que han colaborado con su apoyo, recursos y tiempo. Además, al Ingeniero, señor Marco Charpentier, quien está a cargo de la construcción; a cada uno de los peones que trabajan para que todo salga muy bien; a quienes estuvimos presentes y a quienes no pudieron hacerlo. Señaló que, aunque ese día se trataba de la bendición de las piedras materiales (que también le interesan a Dios), lo más importante son las personas. Así que la plegaria estaba especialmente dirigida a que esas piedras vivas, que somos todos, para que no se derrumben, ni se agrieten; han de estar sólidamente construidas para sostener a muchas otras personas. Este es el afán y el querer del Opus Dei: unir lo humano y lo divino, impartir una sana educación en virtudes humanas, para ser ciudadanos honrados, justos, caritativos, alegres, generosos; en definitiva, personas con ambición de metas altas en la vida.

A Veragua llegarán generaciones sucesivas de mujeres y niñas costarricenses, que se beneficiarán de la formación que allí recibirán, impregnada de un hondo sentido cristiano de la vida, según el espíritu del Opus Dei. La razón de ser de este tipo de centros es transmitir la sustancia del Evangelio vivido y encarnado en el mundo, en la vida ordinaria de cada uno, en su sitio, con su situación social, con sus afanes e inquietudes.

Quienes quieran colaborar pueden hacerlo a través de la campaña “un café por Veragua”. Los invitamos a visitar www.veragua.org

Por último, los asistentes pudieron compartir un refrigerio y conocer las instalaciones.

Para colaborar con este proyecto, se está impulsando la campaña “Un Café por Veragua”, con la mira puesta en que, aunque el aporte económico es muy valioso, es más importante hacer ver que vale la pena apoyar y difundir este proyecto educativo que traerá muchos beneficios para la sociedad y el país; para hacer que el mundo esté menos revuelto y que las cosas sean como deben ser.